ERICH FROMM

ERICH FROMM

Este prolífico psicoanalista y psicólogo social, a la par que filósofo humanista, es uno de los renovadores de la escuela psicoanalítica en el s.XX. Su cuestionamiento de la interpretación de las teorías del también psicoanalista Sigmund Freud forzó su salida de la Escuela de Frankfurt; fue entonces cuando Fromm planteó una concepción del psicoanálisis ligada al marxismo. Lejos de cualquier totalitarismo, Fromm afirma que el hombre se ha sumido en un consumismo feroz perdiéndose de vista a sí mismo, que identifica el éxito y el fracaso con sus posibilidades materiales y no espirituales, y que vive pendiente de la aprobación de los otros, de ser aceptado por la masa. Para vencer esta pasividad y autodestrucción, las personas deben mirarse a sí mismas, retomar su aprendizaje y su vida interior.

Alemán de origen judío (Frankfurt de Meno, 1900), estudió Derecho en Frankfurt y Sociología en Heidelberg. Más tarde, tuvo que huir a EEUU por la presión del avance nazi, y fue uno de los miembros fundadores de la Escuela de Psiquiatría de Washington, además de colaborar con otras instituciones e impartir clases en la Universidad Autónoma de México, país al que se mudó en los años 50.

Casado tres veces, también fue un profundo defensor de los derechos de la mujer. De sus libros esenciales, podríamos mencionar “El corazón del hombre”, “El arte de amar”, “El miedo a la libertad” o “Anatomía de la destructividad humana”. Murió en Muralto (Suiza) a los 79 años. Su obra, comprometida, elevada, lúcida y erudita, nos aporta interesantes reflexiones sobre la dimensión humana.

Estos días he retomado la lectura de algunos de sus libros, y deseo compartir algunos fragmentos de la que es su obra más conocida, “El arte de amar”. Aquí los tenéis:

“La única forma de alcanzar el conocimiento total consiste en el acto de amar.”

“El amor no es el resultado de la satisfacción sexual adecuada; por el contrario, la felicidad sexual –y aun el conocimiento de la llamada técnica sexual– es el resultado del amor.”

“La facultad de pensar objetivamente es la razón; la actitud emocional que corresponde a la razón es la humildad. Ser objetivo, utilizar la propia razón, solo es posible si se ha alcanzado una actitud de humildad, si se ha emergido de los sueños de omnisciencia y omnipotencia de la infancia.”

“El hombre moderno piensa que pierde algo –tiempo– cuando no actúa con rapidez; sin embargo, no sabe qué hacer con el tiempo que gana –salvo matarlo–.”

“Educación significa ayudar al niño a realizar sus potencialidades. Nota al pie: La raíz de la palabra educación es e-ducere, literalmente, conducir desde, o extraer algo que existía potencialmente.”

“Si bien para muchos el poder es la más real de todas las cosas, la historia del hombre ha demostrado que es el más inestable de todos los logros humanos.”

“La gente capaz de amar, en el sistema actual, constituye por fuerza la excepción; el amor es inevitablemente un fenómeno marginal en la sociedad occidental contemporánea.”

“La sociedad debe organizarse de tal forma que la naturaleza social y amorosa del hombre no esté separada de su existencia social, sino que se una a ella. Si es verdad, como he tratado de demostrar, que el amor es la única respuesta satisfactoria al problema de la existencia humana, entonces toda sociedad que excluya, relativamente, el desarrollo del amor, a la larga perece a causa de su propia contradicción con las necesidades básicas de la naturaleza del hombre. Hablar del amor no es ‘predicar’, por la sencilla razón de que significa hablar de la necesidad fundamental y real de todo ser humano. Que esa necesidad haya sido oscurecida no significa que no exista. Analizar la naturaleza del amor es descubrir su ausencia general en el presente y criticar las condiciones sociales responsables de esa ausencia. Tener fe en la posibilidad del amor como un fenómeno social y no solo excepcional e individual, es tener una fe racional basada en la comprensión de la naturaleza misma del hombre.”

 

Erich Fromm, como veis, es hoy más que nunca un autor necesario al que invito a que conozcais y leais.

Os deseo lo mejor.

 

Álex Rovira

Alex Rovira