Blog

11/04/2013

JOSÉ LUIS SAMPEDRO

Ha muerto José Luis Sampedro. Un referente ético, estético, intelectual. Un bello ser humano. Los medios de comunicación han reeditado estos días algunas entrevistas que había concedido en el pasado. Recuerdo que, hace unos años, un buen amigo, me sugirió la lectura de un libro-entrevista a José Luis escrito por Gloria Palacios. Su título: “José Luis Sampedro. La escritura necesaria”. Publicado en la colección de Libros del tiempo (número 81). Editorial Siruela.

He aquí algunos breves fragmentos de esta obra deliciosa, que merece tanto la pena ser leída, ya que nos regala reflexiones valiosísimas por inspiradoras y lúcidas.

  • […] yo intento siempre que mi obra tenga profundidad, alguna capacidad de revelación, tanto para descubrir al lector algo suyo que ignoraba como, sobre todo, para revelarme a mí lo que soy.
  • […] lo femenino, que encarna para mí lo vital, la fuerza. No es que yo crea que las mujeres son más comprensivas, pero sí creo que la mujer, por el hecho negativo de verse obligada a aceptar un papel de cuidadora de los niños, de los mayores, de los enfermos, aprende a no formular sus juicios con violencia, se fuerza a sí misma a comprender para hacer menos dolorosa la resignación. Por todo esto las encuentro superiores en su desarrollo sentimental. Y tal vez porque yo soy más intelectual que sensible –aunque me proponga lo contrario– surge la envidia y la necesidad de acercarme y comprender el mundo de la mujer.
  • Porque con el tiempo he ido aceptándome cada vez más como soy. Asumo mis ambigüedades, mis dudas e incluso las veo como algo enriquecedor.
  • Mi filosofía vital se acerca a la posición de Aldous Huxley en su “Perennial Philosophy” (“La Filosofía Perenne”).
  • Al ir asomándome a los sufíes descubrí su admirable expresión poética: para mí Rumi es uno de los más altos poetas de la literatura.
  • Porque también escribo para darme, para encontrar a otros. No escribo sólo para conocerme, aunque me sirvo de la literatura para ello, sino porque lo necesito, porque no puedo remediarlo, porque me quedaría dentro de mí mismo y eso me asfixiaría. Escribo por la necesidad de conocerme y darme del todo; para que conozcan no solo la biografía oficial de ese Otro que vive en el mundo y me representa, sino el yo que más hondamente soy, ese que vive lo que escribe y en ello se va haciendo de verdad lo que es.
  • Me parece inevitable que del relato de unas vidas se desprenda una actitud y una idea frente a los hechos. […], no soy adoctrinador ni dogmático. Mi afán es comprender.
  • […] el hombre tiene una libertad profunda. Una libertad que consiste, no tanto en poder conseguir en cada momento lo que quiere, sino en perseguir en cada momento lo que él cree que es su camino, lo consiga o no, y en dar sentido a todo aquello que le sucede.
  • Para mí la tarea del hombre debe ser doble: por una parte, la persecución de una trayectoria consistente en hacerse lo que se es, y por otra, frente a lo imprevisible, adoptar una actitud digna de un ser humano. Pero no es que sean dos objetivos diferentes, pues solo haciéndose se gana dignidad, y solo dignamente tiene sentido hacerse.
  • (¿Existe entonces un proyecto total o el objetivo es buscar siempre nuevas metas?) Yo creo que son etapas de un camino. Llegar al horizonte siempre da como resultado que el horizonte se traslade. Uno se define no por un solo deseo, sino por seleccionar entre los deseos posibles aquellos que le son propios. Ser quien eres te hace desechar ciertos deseos, elegir otros y seleccionar los prioritarios.
  • Por eso es decisivo educar a las nuevas generaciones y reeducarnos nosotros hacia el futuro; bien entendido que se educa no solo en las aulas, sino en todas partes y en todo momento. Insistir en reeducarnos a nosotros mismos. Preguntarnos a diario qué cosas necesitamos realmente, por qué nos movemos. Debemos luchar contra los valores que nos imponen y hacernos nuestra propia escala de valores.

 

Descansa en paz, maestro. Y sirva tu obra como el legado de lo que fuiste y eres, una bella y buena persona que escribió para mostrarnos lo bueno que hay en el mundo y nos enseñó con su ejemplo cómo vivir.

 

Gracias, José Luis.

 

Álex

Comentarios 10 Comentarios

  • 11/04/2013 a las 12.03 h por Ana García

    BELLÍSIMA PERSONA, MUY BUENA GENTE, así lo defino yo, pero la palabra Bellisima la diría en italiano, que es una lengua preciosa. Yo creo que el Señor Sampedro ,se lleva algo que no tiene muchas personas, el cariño de todos y la admiración.

    Además de excelente persona, sus cualidades intelectuales son grandísimas, aunque era un Señor muy humildes y en esa HUMILDAD ESTA LA GRAN VALÍA DE LA PERSONA. Lúcido, transparente en sus explicaciones de todo y con todo, como transparente era y es su ALMA. GENEROSIDAD GRANDIOSA LA QUE DEMOSTRÓ.

    En un blog brillante de personas expertas, con muchos conocimientos, tres veces pregunté ( puedo asegurar de personas con una profesionalidad altísima), ¿ qué es la inteligencia ? ¿ dónde reside esta ?, nadie me contestó, nadie…Yo siempre me he dicho, puedo estar equivocada, que la inteligencia no solo esta en el conocimiento sino en las cualidades personales de cada uno tambien.

    Cuantas personas son magníficos profesionales, y luego no dan ni un simple gracias, o son muy altivos, y sin embargo una descubre, que pueden tener carencias humanas.

    Repito, nadie me contestó a mi pregunta…me dije ¿ será una pregunta tonta ? o ¿ no supieron responderme todas esas personas con tantos conocimientos ?, me quedé perpleja, la verdad, yo suponía que todas esas personas sabían más…no sólo de economía y derecho, sino que sabian más de la vida, de las cosas…

    Por eso la humildad y ser agradecidos son valores

  • 11/04/2013 a las 12.13 h por Ana García

    Perdón, he tenido un error con el mensaje. Decía que la humildad y ser agradecidos son valores que te hacen feliz y estar bien contigo mismo. ¡ Qué raro parece cuando alguien de un simple gracias !

    Prefiero que unido al conocimiento, podamos demostrar tener algo de corazón, y humildad.

    Señor Rovira tiene Usted una magnífica Web, que nos hace muy felices. Todos sus textos son interesantísimos y bellísimos también. Yo suelo acudir a la belleza con bastante frecuencia.

    Gracias Señor Rovira, por dejar este pequeño pero gran Homenaje al Señor Sampedro, hice un pequeño comentario referente a este Señor en un blog de esos serios, sé que se apartaba del contenido de la tónica general, es comprensible, pero aún así esperaba que los responsables del blog hubieran publicado mi comentario como pequeño homenaje a este Gran Humanista, y no fue publicado.

    Creo que a veces, las personas estan tan metidas en sus despachos o con sus profesiones, que se olvidan del corazón.

    Enhorabuena Señor Rovira por su Excelente Web. Nos proporciona Felicidad.

    El corazón es la gran llave de abrir las puertas del mundo.

  • 12/04/2013 a las 12.03 h por ANTONIA REMEDIOS ARCAS PALACIOS

    En los tiempos que corren dar importancia a la palabra y en especial a personas tan sensible como Jose Luis Sampedro, Alex Rovira gracias, muchas gracias por hacer la vida mas agradable con vuestros libros. Gracias a todos los escritores/as por los libros que dan luz , y para los lectores que en situaciones dificiles, el sufrimiento lo hace más llevadero.GRACIAS.

  • 12/04/2013 a las 10.56 h por Álex Rovira

    Muchas gracias, Ana, por tus amabilísimas aportaciones. Gracias de corazón.
    Quizás la inteligencia no es sólo lo que nos define su etimología (inter-legere), es decir, saber escoger. También es saber relacionar, saber razonar con buen criterio. Y sí, estoy muy de acuerdo con su reflexión de que la inteligencia es un proceso holístico que implica amar y querer (inteligencia emocional y social), así como también aprender y saber (inteligencia lógico-racional), hacer y poder (inteligencia práctica y operativa), crear y legar (inteligencia creativa y espiritual), y todo ello hacerlo éticamente (inteligencia moral). Qué riesgo sería un gran cerebro si no fuera también compasivo, por ejemplo.
    Reciba un abrazo y mi gratitud, Ana.

  • 12/04/2013 a las 08.14 h por Ana García

    Señor Rovira y Señora Irene, reciban mis Gracias De todo Corazón. Y Gracias por contestarme Usted a mi cariñosa pregunta tonta, ¿ qué es la inteligencia ?, yo les llamo mis preguntas tontas, de manera cariñosa, son aquellas preguntas que te vienen a la mente con mucho sentido común, muy básicas,pero com mucho sentido común.

    Me alegro que Usted se haya atrevido a contestarla, otras personas nó. Cada persona puede elegir diferentes maneras de proceder, creo que si alguna persona es un poco altiva tampoco es malo, pero me siguen gustando más, las personas que sabiendo mucho, aquellas que teniendo muchos conocimientos, son muy humildes, curiosamente Señor Rovira, son las más inteligentes, porque ponen su corazón a disposición de las ideas, y su manera de relacionarse con los demás, con una mayor complacencia en el conversar, y quien sabe en la interrelación de los sentimientos.

    Cuando hay afinidad de actitudes y de saberes, hay un mayor goze y una amplísima felicidad con uno mimo y con los demás.

    Reciba mis Felicitaciones Señor Rovira por su Web y libros, que son fantásticos…un abrazo desde el balcón de la libertad y el Amor…Ana.

    • 15/04/2013 a las 01.00 h por IreneClaver

      Gracias a ti, Ana, por dejarnos conocerte y por tus aportaciones. Abrazos de todo el equipo. Irene Claver. Community Manager Álex Rovira Oficial.

  • 12/04/2013 a las 09.52 h por Álex Rovira

    Muchas gracias, Antonia, por estar aquí y por su amabilidad.
    Con un abrazo sentido,
    Álex

  • 15/04/2013 a las 01.46 h por Carlos Parra

    Álex, buenas tardes y gracias por acercarnos a este espacio la memoria del MAESTRO JOSE LUIS SAMPEDRO.

    Tuve el placer de asistir a una charla, en el auditorio de mi ciudad, Cuenca, que organizó la Biblioteca Pública Fermín Caballero, a la que le unía una cierta simpatía, me sorprendió, además de su humanidad, sentido del humor, su LUCIDEZ, con su edad, en esta charla hizo mucho hincapie en REEDUCARNOS, SER y sobre todo VIVIR, ejercer la obligación que tenemos todos de VIVIR., además de la diferencia entre la opnión pública y la publicada, sus cr´ticas a Europa que siempre está reunida, y nos dió un mensaje de que la vida es eso vida y que nos e para, y esto no se iba ni se va a parar.

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Cuanta VIDA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!, y CUANTA SABIDURÏA.

    Gracias maestro. y gracias Álex

    Un Saludo.

    Carlos A. Parra

  • 18/04/2013 a las 04.10 h por marina cobo salcedo

    Estoy leyendo un corazón lleno de estrellas y la verdad no tengo palabras pero si tuviese que resumirlo en una de éllas este libro lo definiría como excelente.

    Me alegro mucho de que haya gente que todavía utilizan esta calidad humana que a veces en nuestros días tanto se ignora…
    En cuanto a Este GRAN HOMBRE EL SR. SAMPEDRO con mayúsculas, las palabras se quedan cortas, era especial, era un genio, un talento era pura humanidad.

    Oirle o leer lo que escribió es todo un placer.

    GRACIAS por haber dejado tan preciado legado (toma yá y me ha quedado bien, ja, ja, ja).
    Hay gente, personas que nunca deberían y digo deberían dejarnos o dejar de existir, tendrían y digo tendrían que transformarse en inmortales para que TODAS las generaciones a través de los tiempos pudiesen disfrutar de sus IDEAS…

    GRACIAS José Luis Sampedro y hasta siempre, seguiremos tus buenos consejos para seguir conociéndonos y aceptándonos y así poder aplicarlo a nuestro prójimo.
    Siempre te deseo todo lo bueno allá donde estés.

    Marina

  • 23/04/2013 a las 01.25 h por George Teodor Cîliciu

    «Todo es más hermoso cuando tiene un final.», es dicho. Las personas como José Luis, como Carlos Nessi, como Alejandro Jodorowsky, como Álex Rovira nunca morirán, no mientras haya quienes les recuerden. Borges sigue con nosotros, y acaso siempre será así. El afán por la comprensión, desde una postura de fuerza interior y siempre volcada hacia el exterior, que estos magister (como genuinamente alude el maestro Álex) han querido plasmar en sus legados, los convierte ya en eternos, y lo seguirán siendo después de abandonarnos en cuerpo. «Un hombre solo tiene una vida, pero la historia puede recordarlo siempre.», y podemos tener por seguro que mientras haya vida, mientras haya humanidad, seres humanos, personas, habrá historia que los pueda volver a traer a la memoria una y otra vez. Nunca dejarán de existir. Todas las generaciones a través de los tiempos les podrá recordar y honrar, podrán disfrutar de sus ideas, de su humanidad, de sus hermosos regalos.

    «Difícilmente la vida podrá matar el sueño, el ideal, la esperanza.» No mientras haya personas que sigan empeñadas en vivir conforme a principios semejantes a los que estos extraordinarios maestros de la palabra y de lo humano nos han querido transmitir. Desde Sócrates a Jesús, desde Hipatia a Gandhi o Martin Luther King. Nunca olvidaremos a Robert Fisher, a Antoinde de Saint-Exuperry, a Richard Bach.

    Personalmente, nunca, desde que he tenido la ‘Buena suerte’ de experimentar el encuentro, siempre mágico, con Álex y Elsa (hija de Eduardo), he vuelto a caminar solo por la vida. Desde entonces, siempre están presentes en mi cabeza (y van conmigo a todas partes), pero sobre todo en el corazón. No tan solo por vuestras maravillosas palabras sino porque además, gracias a vuestra milagrosa labor, Álex, he podido conocer a muchas otras hermosas personas de cuyas palabras siempre es posible extraer valiosas enseñanzas para la vida. Porque gracias a vosotros la perplejidad que causaban a uno los innúmeros laberintos cotidianos va menguando a medida que uno descubre y conoce más. Los a veces irracionales miedos realmente parecen desvanecerse al ritmo que el conocimiento que poseemos de las cosas va adoptando mayor profundidad (como alude el amigo Sampedro). Y, recordando, palabras de José Bergamín: «El que solo busca la salida no entiende el laberinto, y, aunque la encuentre, saldrá sin haberlo entendido.» Resulta muy difícil no entender la vida así cuando además otro gran maestro de la vida, en sus elogios a esta, nos obsequia con palabras como: «Nosotros hemos descubierto la felicidad, nosotros sabemos el camino, nosotros encontramos la salida a milenios enteros de laberinto…» (F.Nietzsche, El Anticristo.). El aleccionamiento que nos proporciona obras como las suyas, Álex, y como las de todos estos otros maestros (Sampedro entre ellos), creo, no pretenden consagrarnos a mostrar claramente la salida, propiamente, a los infinitos laberintos con que tenemos que lidiar a diario. Más bien, solo nos pretenden ofrecer pequeñas claves, para que podamos hacer ese camino bien acompañados. Nos ayudan más a entender el laberinto de la vida que a salir de él. Salir o no depende únicamente de nuestro hacer, de nuestras elecciones. No existen fórmulas milagrosas. Cada uno debe fabricar la manera de salir de él que mejor se le ajuste. Y, creo, no está demás decir que ‘la salida al laberinto’ no es ciertamente la muerte, como pudiera pensarse. Uno sale del laberinto cuando se libera espiritualmente, cuando (como nos dice la afable Elisabeth Kübler-Ross <- también descubierto su legado gracias a ti) en su lecho de muerte, no tiene nada por lo que arrepentirse. Cuando uno está tan satisfecho de todo cuanto ha vivido, al término de su vida, que quisiera volver a vivir la misma vida una y otra vez. Porque la vida no solo es profundo dolor, cono nos enseñan, sino también tremendo placer.

    Por tanto, y por todo, gracias Álex, gracias Elsa, gracias José Luis. Siempre os intentaré hacer memoria, llevaros en el alma. Vuestras palabras siempre son 'divinas palabras', son realmente palabras que curan. Soplos de aire fresco, destellos de titilante luz. :]

    Seguid hambrientos, seguid inquietos. ¡Siempre! Buena crisis, Buena suerte y Buena vida. Nunca dejéis que vuestros ojos queden desprovistos de ilusión. "Lo que des de ti se transformará en tu riqueza" :D

    En signo de gratitud, me gustaría compartir también este hermoso poema [la metrica es posible que no se ajuste a la regla; porque hay algunas partes que me he concedido la osada licencia de modificar un poco por estética]:

    TU ALMA ES AHORA MI ESTRELLA Mary Elizabeth Frye
    No permanezcas en mi tumba llorando,
    No estoy ahí, no estoy descansando.

    Estoy en los miles de árboles que el viento mueve,
    en el hermoso fulgor de la nieve.

    Soy la suave lluvia que cae gentilmente,
    en los campos donde el trigo crece.

    Estoy en la calma de la mañana,
    y en el magistral vuelo de una parvada.

    Soy, de las estrellas, el resplandor,
    estoy en cada flor que florece,
    y en el silencio de una habitación.

    Estoy en los pájaros cantores,
    y en las cosas que despiertan pasiones.

    No permanezcas en mi tumba llorando,
    no estoy ahí, no estoy descansando.

    CARPE DIEM!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

COMENTA EN FACEBOOK

Newsletter

Puedes suscribirte a mi boletín si deseas estar al corriente de mis novedades y actividades.

Cada mes, en tu correo, recibirás posts seleccionados de mis blogs Reflexiones, Sensaciones y Soluciones, además de los artículos que hayan sido publicados en medios de comunicación, detalles de mi Agenda y todo lo referente a mis libros, entre otros.

Esta dirección de email ya está suscrita a la newsletter. ¡Gacias!
Hemos tenido un problema. Por favor, vuelve a probar en un momento.
Por favor, escribe una cuenta de email válida
Gracias, tu suscripción ha sido enviada. Por favor revisa tu cuenta de email.
Please complete the CAPTCHA.
Por favor, introduce los campos obligatorios