MAPAS MENTALES

MAPAS MENTALES

«Aprender a aprender es la habilidad más importante de la vida.»

TONY BUZAN

 

Un inversionista norteamericano dijo una vez a un hombre que le daba un grueso dossier para un negocio: «Solo confío en las ideas que caben detrás de una tarjeta de visita».

Cuando elaboramos cualquier proyecto, sea empresarial o personal, es importante representar de forma muy simple aquello que nos proponemos. En esta línea, lo que el psicólogo británico Tony Buzan ha bautizado como Mapas Mentales es un método para identificar nuestros deseos y planificar cómo cumplirlos. Estas hojas de ruta ya habían sido utilizadas por los pensadores clásicos o incluso por el místico Ramon Llull.
Buzan asegura que la mente lee una hoja de notas globalmente, en vez de linealmente. Por este motivo desarrolló una técnica para representar de forma visual el tema principal y las diferentes ideas o derivaciones como ramas.

Un Mapa del Tesoro es la representación de un objetivo que para nosotros es muy valioso. Sobre todo si se trata de un hito difícil de lograr, no tener un plan de acción, paso a paso, nos puede hacer abandonar nuestro propósito. Por eso es importante trazar un plan, dibujar en nuestro mapa los caminos que nos pueden llevar hacia el objetivo, indicando las diferentes etapas y también los peligros y dificultades que podemos encontrar en nuestro camino.

Cuando no sabemos por dónde empezar, esta técnica que no solo nos ayuda a encontrar la salida y nos guía en esos momentos de confusión, sino que nos enseña a desarrollar las herramientas necesarias.

 

El mapa de nuestra mente

El Mind Map o Mapa mental fue creado por Tony Buzan, escritor y consultor educativo, para mejorar las capacidades mentales. Sus estudios sobre el procesamiento de la información y sobre la estructura y el funcionamiento de las neuronas confirmaron sus teorías y dieron como resultado esta herramienta al alcance de cualquiera.

El cerebro funciona de forma asociativa y lineal: toda palabra e imagen tiene asociadas otras combinaciones de palabras e imágenes, y así sucesivamente. Utilizando el Mind Map estamos siguiendo el patrón de pensamiento y fomentando el aprendizaje y la creatividad, además de ayudar a mantener activo todo el cerebro, ya que con el mapa mental combinamos ambos hemisferios, el izquierdo
—encargado de la lógica y de ordenar las ideas— y el derecho —generador de
éstas—.

Nuestra mente está acostumbrada a trabajar con asociaciones y de hecho las hace de forma inmediata. Con esta técnica le ofrecemos un medio donde se puede expresar de forma más rápida y cómoda que utilizando palabras o frases, ya que nuestra mente no trabaja de forma esquemática.

 

Brainstorming sobre el papel

Un mapa mental puede utilizarse a la vez con una lluvia de ideas. Se pueden desarrollar nuevos conceptos, solucionar problemas, tomar apuntes, estudiar para exámenes, memorizar materia… Hay miles de posibilidades.

Para hacer un mapa mental solo necesitaremos un papel en blanco lo más grande posible, lápices, tizas de colores, post-it de colores…

En medio de la hoja escribiremos o dibujaremos el concepto o idea principal, que debe ser clara y llamativa. Podemos encontrar esta idea preguntándonos lo siguiente: ¿Qué estamos buscando? ¿Cuáles son nuestros objetivos? ¿Y nuestros interrogantes? Reflexionaremos brevemente sobre ella y dibujaremos un círculo a su alrededor.

Fuera del círculo escribiremos o dibujaremos otras ideas importantes; nunca nos detendremos a pensar ni nos dejaremos ideas en la cabeza para encontrar una palabra mejor.

Tenemos que dejar espacio en blanco por si después queremos añadir algo; un mapa mental siempre está abierto a cambios. Hay que trabajar rápido y de forma concentrada en lo que estamos haciendo, revisando el trayecto, dando color a los temas diferentes y resaltando aquellos más importantes.

Debemos continuar hacia el exterior e ir extendiéndonos hacia los límites sin importar hacia dónde nos lleve. Llegará un momento que el propio desarrollo nos detendrá.

Luego descansaremos, dejando el mapa reposar para luego volver a revisarlo. El mapa será un documento de aprendizaje y desarrollo personal que podremos guardar y utilizar siempre que lo necesitemos.

Utilizando esta técnica se puede representar y organizar de forma sencilla y espontánea cualquier problema o situación, tema o idea, y nuestro cerebro podrá asimilarla con la misma facilidad con que nosotros la dibujamos, porque tiene el mismo aspecto que un pensamiento. De este modo, nuestras ideas se crean, conectan y crecen de forma natural, sin barreras ni límites. El mapa mental nos ayuda a reflexionar sobre nuestra situación de una forma relajada, sin esfuerzos, y podremos encontrar soluciones gracias a la conexión de aquello que naturalmente está ligado.

 

Nuestra propia Isla del Tesoro

De niños imaginábamos qué seríamos cuando fuéramos mayores, jugábamos y fantaseábamos con nuestra casa y familia, con el coche que conduciríamos y si viajaríamos a países exóticos, pero cuando crecemos olvidamos qué significa jugar y nuestros sueños quedan enterrados en el fondo de nuestro corazón, asomando la cabeza de vez en cuando y suspirando porque les prestemos atención.

Nunca olvidamos nuestros deseos, quizá algunos cambian con la edad, pero en nuestro fuero interno existe una vocecita que continua fantaseando con ello. Pero, ¿por qué dejar de soñar? ¿Por qué no continuar jugando? ¿Por qué no dibujar nuestro propio Mapa del Tesoro?

El Mapa del Tesoro es una técnica y un ritual que nos ayuda a focalizar nuestros pensamientos y nuestra atención hacia las metas que nos interesan. Es decir, nos señaliza el camino hacia lo que para nosotros es valioso.

Al dibujar y ramificar nuestras metas utilizando el mapa mental, si lo tenemos a la vista a diario nuestra idea estará más cerca de materializarse, ya que tomaremos conciencia de lo que hemos plasmado en el mapa del tesoro.

Cuando elaboremos este mapa del tesoro debemos permitir que nos llene de energía e imaginación. Debe ser una invitación a pensar en nosotros mismos y definir cuáles son nuestros intereses, actividades, deseos, metas…

Según los expertos, el centro del mapa del tesoro debe ser una imagen poderosa que represente nuestro mayor deseo con sus ramificaciones. Se trata de un collage, un mural que muestra las etapas hacia nuestra isla del tesoro, la meta que nos hemos fijado alcanzar.

Durante la construcción del mapa debemos actuar como niños que juegan, ya que se trata de un ritual de renovación y cambio. Cuando dibujamos nuestro mapa, estaremos dejando atrás nuestros temores para empezar una vida nueva.

Cuando lo contemplemos por las mañanas y antes de acostarnos debemos sentir que esa es nuestra vida. Todo lo que escribamos en el mapa del tesoro debe estar escrito en presente, y podemos dejar algún espacio en blanco para añadir algo en un futuro. Debe colocarse en un lugar bien visible hasta hayamos completado la travesía, que podremos deshacernos de él.

Sin embargo, todo mapa del tesoro no debe ser un objeto de contemplación, sino un disparador para la acción, como nuestros antepasados cuando dibujaban en las cuevas las piezas a cobrar.

Una vez tenemos claro el objetivo, hay que actuar.

 

Feliz semana.

 

Álex Rovira

 

P.D. Texto extraído del libro “El Mapa del Tesoro”, de Álex Rovira y Francesc Miralles.

 

Alex Rovira