ANTONIO BLAY FONTCUBERTA

ANTONIO BLAY FONTCUBERTA

Considerado el precursor de la Psicología Transpersonal en España, este barcelonés (1924-1985), se educó en el seno de una familia de clase media y se formó como psicólogo tras abandonar la carrera de medicina. Aun siguiendo los pasos de su padre, que era funcionario en el Ayuntamiento de Barcelona, su incipiente interés en ahondar en ciertos aspectos de la psicología le anima a abandonar su puesto en esta institución.

A partir de ese momento, Antonio Blay abre su consulta de Psicología Clínica, a la vez que comienza a impartir cursos y charlas sobre los resultados en la investigación sobre temas del ámbito espiritual ligados con la psicología. Es decir, integra la comprensión de los estados de conciencia al análisis de la identidad y de la realidad de una persona: del desarrollo personal. Abriéndonos a esa conciencia más espiritual es posible percibir partes de uno mismo que la razón no incluye. Este punto de vista supone una aportación para entender la conexión cuerpo-mente como algo intrínseco, a tratar la enfermedad y el psiquismo de manera global.

A nuestro alcance tenemos una amplia obra de este autor. Esta bibliografía consta de títulos escritos por el propio Blay Fontcuberta, así como de trabajos publicados recientemente, a partir de la transcripción literal de sus charlas y cursos, por parte de sus alumnos y discípulos. Citamos: “Ser”, “Energía personal”, “La personalidad creadora”, “Los Yogas”, “Conciencia, existencia, realización” y “El trabajo interior”, donde expone estos conceptos y apuesta por el autodescubrimiento a través de la experiencia, o autorrealización.

Experto en el yoga, meditación y el valor del silencio, creó el Instituto DHARMA, Centro de Estudios y Aplicaciones Psicológicas, para acercarlos a todas las personas.

De Antonio Blay Fontcuberta os invitamos a leer estas frases:

 

Nada de lo que se diga de mí, lo Soy.

 

Mirar con interés para ver y comprender.

 

Nadie puede manejar bien aquello con lo que está identificado.

 

Yo soy más yo, allí donde soy Inteligencia, soy Voluntad y soy Amor. Y eso que soy, lo soy como un punto focal de algo más grande.

 

Mientras vivas en lo que sientes, mal. Vive en lo que Eres detrás de lo que sientes.

 

Tú ya eres la Realidad que eres. Tú ya estás realizado. El problema está en que no te lo crees, pues tú crees ser algo o alguien: Margarita, José, etc.

 

Una clave importante: no vivamos el cómo soy; busquemos qué soy; y después, quién soy.

 

Es un doble trabajo: ver lo que no eres y vivir lo que sí eres. Sin forzar, sin exigencia. La exigencia debe estar en Ser, no en intentar cambiar los modos. Cada momento estará asociado a su modo.

 

En la medida que descubro lo que Soy, veo también lo que no soy. Entonces adquiero poder sobre esto que no soy (el “personaje” o una serie de ellos).

 

No es correcto decir “yo tengo inteligencia” o “yo tengo voluntad”; lo correcto es “la Inteligencia que funciona a través mío” o “la Voluntad que funciona a través de mí”.

 

Feliz semana,

Álex Rovira

Alex Rovira