BAJARSE DEL TIGRE

BAJARSE DEL TIGRE

Dice el proverbio chino:

“Si te subes a un tigre no bajarás cuando tú quieras, sino cuando quiera el tigre.”

Moraleja: la cautela y la prudencia siempre son buenas compañeras a la hora de tomar decisiones cuyas consecuencias no dependen completamente de nosotros.

Por cierto, como animal y dejando ya las metáforas, ¡qué bonito es el tigre!

Abrazos,

Álex

Alex Rovira