A TU VERA

A TU VERA

A tu vera, siempre me ha parecido una bella expresión. A tu vera.

La soledad es, a veces, amable, necesaria, reconfortante. Otras, el sentirnos solos nos duele tanto que, a veces, cuesta vivir.

Cuando todo se hace extraño y ajeno necesitamos a alguien a nuestra vera, que haga menos solitaria nuestra orilla. Sabernos queridos a la vera del ser amado da sentido a nuestra vida, la llena.

De cerca, a tu vera, todo se ve distinto, porque te amo.

Una invitación: ¿qué tal si agradecemos a las almas que tenemos a nuestra vera el estar aquí, dándonos compañía, cobijo, calor, ternura, palabras, sentido?

A las buenas almas que hacen buenas veras, gracias, de veras.

Besos, abrazos.

Álex

Alex Rovira