Conferencia La buena crisis en ESADE Alumni Barcelona

ESADE Alumni

Presentación del acto con post audiovisual de la conferencia incluido. «¿Cómo te puedes reinventar y transformar? La buena crisis, la revolución de la conciencia»

El acto de clausura del año académico 2010-2011 del Servicio de Carreras Profesionales de ESADE Alumni se centró en remarcar la importancia de valores como la motivación, el compromiso o la superación para afrontar los nuevos retos que ofrece un entorno tan dinámico como el día a día de una empresa en tiempos de crisis.

Tras la introducción de Marta Cercós (Lic&MBA 96), responsable del Servicio de Carreras Profesionales de ESADE Alumni, tomó la palabra Álex Rovira (Lic&MBA 92), autor de La buena crisis.

El escritor fue el encargado de dirigir una interesante y emotiva sesión, centrada en la necesidad de utilizar la filosofía, la economía y la ciencia para hacer frente a la realidad económica actual. «Si se gestiona correctamente, una crisis puede ser buena; si no, puede devenir en desgracia, y eso ya no se puede arreglar», explicó el ponente.

En primer lugar, Rovira quiso recordar que la crisis económica es el síntoma que esconde la crisis de valores y de conciencia que existe en la actualidad: «Hemos utilizado un dinero que no teníamos para comprar cosas que probablemente no necesitábamos, para impresionar a gente que no conocíamos. Este es el detonante de la crisis», aclaró. A continuación, recurrió al libro oracular I Ching (el libro de las mutaciones) y a la figura del laberinto de la Catedral de Chartres para mostrar la repercusión que tiene la aceptación de la realidad (la llegada al centro del laberinto) y la toma de consciencia de esta (conocer el laberinto, salir y ser capaz de explicar a los demás cómo hacerlo).

Después de remarcar la importancia que tiene no dejarse llevar por la opinión mayoritaria, quiso recordar que es básico tener criterio propio y tener claro que «lo que se ha destrozado en 10 años no se puede arreglar en tres». Aludiendo al efecto Pigmalión (o a la teoría de la profecía autocumplida), Álex Rovira explicó a los asistentes la espiral que se forma cuando actuamos de una determinada manera ante el otro, porque «lo que creemos es lo que creamos».

A continuación, se basó en la etimología griega de la palabra crisis para explicar su origen y la relación de su significado con el de otras palabras con el mismo prefijo: «crisis significa ‘momento decisivo’, crisálida significa ‘consciencia’, criba es ‘selección rigurosa’ y cristo es ‘máxima elevación’».

A modo de paréntesis, y tras apuntar algunos posibles escenarios o líneas de actuación futuras (como la necesidad de que el sector público aumente su eficiencia para evitar mayores problemas económicos, la creación de fármacos personalizados, la desaparición de los cables y la importancia del turismo en la contribución a la economía mundial), Rovira dejó claro que, «pese a las malas noticias, el mundo se mueve, y hay una dinámica efervescente».

Finalmente, el escritor apuntó que «estamos en crisis y no sabemos cuándo va a acabar, pero la pregunta que debemos hacernos es: ¿Qué haremos para que esto cambie?». Tras un duradero y emotivo aplauso, Álex Rovira se despidió de los asistentes deseándoles «amor, conciencia, equilibrio y buena suerte».

Ver galería