Análisis de «El mapa del tesoro» en el Foro de RHUO (Argentina)

iProfesional.com

¿Qué tienen en común Bill Gates, Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Larry Page y Jimmy Wales?

En «El Mapa del Tesoro», el gurú del management y best seller de la literatura empresarial Álex Rovira describe cuales son los factores que comparten aquellas personas que fueron y son capaces de transformar su entorno. Y destaca la importancia de la gestión para conservar lo que se ha conquistado.

¿Qué tienen en común Jimmy Wales, de Wikipedia; Larry Page, de Google; Bill Gates, de Microsoft; Ingvar Kamprad, de IKEA; Steve Jobs, de Apple y Mark Zuckerberg, de Facebook? En primer lugar, todos ellos ya han trazado su «Mapa del Tesoro». En segundo, comparten la visión estratégica, democratizaron productos y servicios e instalaron marcas con un fuerte impacto en la vida cotidiana de las personas.

Estas afirmaciones pertenecen al español Álex Rovira, gurú del management y best seller de la literatura empresarial que el último viernes arribó a Buenos Aires para presentar su reciente libro «El Mapa del Tesoro» y participar de un foro sobre gestión del capital humano organizado por Grupo RHUO.

«No creo en los que dice el libro El Secreto. Para que las cosas sucedan, no solo hay que desear sino que también, y sobre todo, hay que hacer. Y hay que hacer con excelencia», dispara en el arranque de la charla con iProfesional.com el conferencista internacional, que en los últimos años ha compartido paneles con personalidades de la talla de Alan Greenspan, Tom Peters, Michael Porter, Philip Kotler, Daniel Goleman y Paul Krugman, entre otros.

En «El Mapa del Tesoro», Rovira (más abajo en la foto) realiza un detallado análisis sobre cuales son los factores que comparten aquellas personas -como Jobs y Zuckerberg, por ejemplo- que fueron y son capaces de transformar de una manera muy significativa su entorno a través de un proyecto empresarial o social.

Según su estudio, son cinco:

  • La actitud, el querer, a lo que se llega desarrollando la inteligencia emocional y social en primer lugar
  • El saber, es decir, el conocimiento, la inteligencia lógico racional
  • El poder, es decir, la inteligencia práctica.
  • La visión, el horizonte, un sueño, una utopía, un resultado al que se quiere llegar, la inteligencia espiritual, la voluntad de mejorar y de dejar un legado.
  • La creatividad, que es donde se presentan las mayores fallas.

A estas variables, durante la entrevista con iProfesional.com Rovira suma una sexta: «La capacidad de gestión, ya que una vez que se ha conseguido el tesoro es muy importante no perderlo.»

En esta instancia, para el conferencista, es fundamental el ahorro, la responsabilidad y la prudencia.

Rovira dice que el circuito no finaliza con la conquista del tesoro y, en este sentido, aconseja prestarle especial atención a la gestión «porque se puede conseguir el tesoro pero la ambición desbocada, la falta de prudencia, de equidad y rigor te puede llevar a perder todo lo que has conquistado.»

Y advierte: «El modelo no es compensatorio. Es decir, si puntúas muy alto en cuatro de los cinco atributos pero tienes bajo uno, no hay tesoro. De nada sirve, por ejemplo, tener la mejor visión si no haces. Por lo tanto, tienen que estar los cinco y muy altos.»

Tres salarios en uno
En materia de liderazgo, el consultor español y referente mundial del Self Management recuerda que hasta hace apenas unos años un líder era aquel que alcanzaba los resultados a cualquier costo.

«Hoy, en cambio, se tienen en cuenta otros aspectos en un manager porque, para retener al talento, con el salario financiero solo no alcanza. Las nuevas generaciones tienen otros requerimientos y, además, el entorno ha cambiado muchísimo y hacen falta nuevas habilidades», asegura Rovira.

Y completa: «A los buenos empleados hay que cuidarlos, mimarlos. Para esto, se necesita también del salario emocional y, eventualmente, del espiritual, ya que cada vez más las personas se preguntan si tiene sentido el trabajo que están haciendo, a qué están contribuyendo.»

De acuerdo al escritor, «aquella empresa que pueda unir los tres salarios, no sólo conservará a sus talentos sino que también podrá absorber nuevos del mercado».

Según su visión, la crisis global llevó a un cambio en la gestión de las personas. «Hace cuatro años hablábamos de que había dinero pero no talento mientras que hoy, en cambio, a nivel mundial hay mucho más talento disponible que dinero», enfatiza.

«Entonces -continúa- el talento que está adentro de las organizaciones tiene que hacerse valer mucho y, por lo tanto, tiene que estar acompañado de un buen líder, sobre todo en las situaciones de crisis.»

Para el autor de «El Mapa del Tesoro», con la aptitud no alcanza sino que hay que tener una extraordinaria actitud parta crear equipos, sinergias, para desarrollar nuevos líderes dentro de la organización.

No obstante, aclara que cuando una persona tiene talento, determinación, quiere trabajar bien y cuando se mueve y sabe detectar oportunidades, tiene el éxito garantizado.

Para Rovira, lo más importante es hacer, con criterio y con voluntad de crear equipo. «Son múltiples inteligencias las que hay que trenzar para que funcionen, pero una vez que funciona, lo hace muy bien. Esto lo dice El Mapa del Tesoro», resalta.

Y concluye: «La suma de talentos individuales no garantiza nada, pero la suma de alto talento individual, vinculada con valores, principios, coherencia, respeto y amistad, es imbatible».